¿Aprovechas todos los nutrientes al comer frutos secos?

Los frutos secos son  desde mi punto de vista  de los alimentos más saludables que existen, independientemente de su elevado valor calórico y alto contenido en grasas, hecho por el cual se ha estimagtizado mucho su consumo, cabe destacar que el contenido graso de estos es proveniente de grasas poliinsaturadas, en concreto un gran porcentaje en muchos de ellos de ALA  (acido graso omega 3)  tan beneficioso para la salud.

Diferentes estudios demuestran que es un alimento excelente para personas con diabetes, manteniendo la glucemia en sangre, ayuda en las dietas de pérdida de peso y se relaciona con una menor incidencia de enfermedad cardiovascular.

El tema de este “mini artículo”, no es hablar de lo maravillosos y sanos que son, sino de ¿cómo puedo aprovechar mejor los nutrientes que este alimento me ofrece?

Los frutos secos tienen una cantidad de minerales y vitaminas que es otro de los motivos por los que resulten ideales dentro de cualquier dieta, el tema es que también tienen gran cantidad de “antinutrientes” estos son sustancias que impiden la buena asimilación de nutrientes (minerales, vitaminas, proteínas, etc.). , en el caso de los frutos secos los antinutrientes presentes, son el ácido fítico, los taninos, los oxalatos y los inhibidores de tripsina.

El ácido fítico le encanta robar minerales como el hierro, el zinc, el calcio, el magnesio y el manganeso se forman sales insolubles que no podemos absorber, por ello es  considerado como un “antinutriente, aclarar que no elimina minerales de nuestro cuerpo, lo que hace es impedir que se absorba

El contenido de acido fitico no es igual en todos los frutos secos ,existen muchos factores que pueden modificar este dato, uno de ellos es el uso de fertilizantes ricos en fósforo, que dan lugar a plantas con mayor contenido en fitatos.

 

También es importante mencionar que en la mucosa intestinal hay fitasas que arrancan el fósforo del ácido fítico, pero estas parece que son insuficientes, ya que la capacidad de las fitasas se ve reducida cuando hay un consumo más elevado de fósforo, este se puede aumentar simplemente con el consumo de embutidoss, bebidas de cola… todos ellos con muchos aditivos basados en fosfatos, los cuales van a reducir mucho la actividad de nuestras fitasas intestinales, disminuyendo así la absorción del resto de minerales.

¿Qué puedo hacer entonces?

 

Un proceso que es también conocido como activación  (ya que al realizarlo se consiguen desactivar todos los inhibidores presentes en ellos) y consiste en algo tan fácil, como poner los frutos secos en remojo

Este proceso a parte de inhibir la pérdida de nutrientes, también nos va ayudar a que sean más fáciles de digerir.

Hay muchas personas a las cuales los frutos secos como nueces, almendras, pistachos, anacardos, etc. les producen malestar estomacal, y notan una gran diferencia al comerlos una vez que han sido activados.

Es importante saber que este proceso sólo va a funcionar si se realiza a semillas o frutos secos que no están tostados, es decir, deben estar crudos

No nos servirán los frutos secos salados, con miel o caramelizados, además estos llevaran un aporte de sodio, azúcar o grasa extra, el cuál no nos interesa

También tener en cuenta que, las semillas que tienen muchos mucílagos, como las de lino o chía, que las puedes remojar si quieres, pero no con el objetivo de nutrir, porque quedarán enteras y las expulsarás tal y como entraron. Así pues, aquí nos referimos especialmente al remojo de almendras, nueces, avellanas, anacardos crudos y semillas de sésamo y girasol.

 

Cuando ponemos cualquier semilla en agua, ella lo asocia con un sitio seguro donde comenzar a crecer, así empieza a absorber agua y a hincharse. Esto hace que empiecen a moverse enzimas de muchos tipos, con el objetivo de liberar y proveer nutrientes a la semilla para que pueda empezar a crecer. De esta forma tan sencilla conseguimos liberan a nuestros nutrientes apresados por los antinutrientes.

¿Y cómo es el proceso?

 

Necesitamos un agua lo más “limpia” posible, filtrada sería ideal, sino la que tengamos.

Que el agua esté caliente (ya que la temperatura óptima para la activación de nuestras enzimas, fitasas es de 45-65 a.C.) o, sino es posible esto, la temperatura ambiente nos valdría Y el tercer requisito, no imprescindible, pero mejorara aún más las propiedades de Este alimento, es que la remojemos en agua con un pH ligeramente ácido, para ello será suficiente con añadir un chorrito de limón o vinagre al agua de remojo

El tiempo a tenerlo, tampoco está suficientemente estudiado. La mayoría de las recomendaciones nos indican que lo ideal es dejarlos toda la noche en remojo (unas 10-12 horas aprox.)

 

Espero que con estas recomendaciones disfrutes plenamente de todos los beneficios que los frutos secos pueden ofrecerte

 

Write a comment